Carta de una alumna


arte consciente conexion transformersÉrase una vez, en el interior oscuro de una sala de exposiciones, se me acercó una mujer -no la había visto nunca ni la conocía de nada-  me dio el  teléfono de “Roberto”, tal y como ella lo nombró…  Me comentó que necesitaba ver a esa persona -me dijo que él era maravilloso-. En aquel  momento, yo rondaba, entre otras cosas, una oculta depresión; de esto hace casi cuatro años. No me planteé nada, simplemente le llamé para pedirle fecha de consulta.

Desde entonces, pasé a formar parte de los clientes del Centro Do. Ha sido una larga experiencia de muchísimas vivencias, muy duras e  inimaginables, en las que he tenido que aceptar e integrar muchísima información a todos los niveles. A veces, he experimentado el más terrible horror al tomar conciencia de las infinitas situaciones que no había sabido gestionar en esta vida ni en otras, pero nada es casual, era completamente necesario re-vivir todas estas experiencias…

No sabía muy bien qué pasaba, ni qué era eso de la Kinesiología, pero mi gran curiosidad por saber qué hacía Roberto conmigo y por la información que estaba destapando en mi -completamente inimaginable desde mi antigua percepción-, decidí que yo también debía formar parte de los alumnos de su curso, con la única finalidad de descubrir qué era toda aquella magia tan alucinante que él usaba. Actualmente, tengo la necesidad de difundir esta técnica que ha hecho que empiece a andar el camino de otra manera…

Nada es casual en esta vida, siempre repito esta frase, todo tiene un porqué… Tuvo que aparecer aquella desconocida mujer para que formara parte del encuentro en el camino de Do, ha sido un camino muy duro y nada fácil, con situaciones y emociones inaceptables, incomprensibles e inexplicables -en plan “desafío extremo”- pero ha valido la pena experimentarlas.

Tengo muy claro que no podía continuar como estaba, debía vivir todo ésto urgentemente para re-encontrarme con-migo-misma y el Universo ha elegido a Roberto para que me acompañe al recorrer este camino….

Ahora doy las gracias por todo. Antes era el fruto de mis errores e incoherencias, del no saber gestionar mi vida y de haber olvidado qué era y qué necesitaba… Pero el Universo es sabio y siempre nos ofrece los ingredientes necesarios para realizar lo que hemos elegido. Ahora, en este momento, no me re-conozco. ¡¡¡Es todo tan diferente!!!

Bendigo al Universo, a aquella mujer, a Roberto, al Centro Do y a mis compañeros del curso de Kinesiología, que forman parte de mi vida y de mis experiencias -sabéis que os amo a todos desde el corazón-.

Todos los cambios actuales en mi vida son fruto de mi paso por el Centro Do. Ahora empiezo a andar el camino, que es infinito… y todavía me queda muchíiiiisimo por recorrer… Estoy en ello.

Estoy sorprendida de mí misma… Ya sabéis: “ganar-ganar”

¡¡Gracias!!

Carmen.

“En lugar de preguntarte ¿qué es lo que quiero de la vida?, una pregunta más poderosa es ¿qué quiere de mi la vida?”

Eckhart Tolle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s